martes, 19 de agosto de 2008

Sobre la "exclusividad" de las zonas de estudio

Jorge Cervantes
Centro de Geociencias, UNAM.

Hola, un tema que me ha inquietado es que hay gente, sobre todo en el ambiente geológico, quienes han estudiado una región por un buen tiempo.

¿Hasta qué punto es ético que si hay nuevos investigadores que vayan a estudiar la misma zona sólo vayan sin avisar a nadie? ¿Es necesario pedir permiso a quien ya ha trabajado por ahi?.

Creo que si el propósito de toda investigación es generar conocimiento, entre más gente trabaje en la zona, claro con diferentes objetivos de estudio y colaboración, se generan datos y de esta manera contribuir para el avance de la ciencia. No sé si existe la misma disyuntiva en otras áreas de investigación. Gracias por leer este post.

4 comentarios:

isidro loza dijo...

yo creo que tienes toda la razón jorge. es curioso esos celos de "mi área" "mi zona" "mi sierra". cuando mientras más gente trabaje en un lugar más buena información será encontrada. o al menos eso esperamos.

pero hay gente que vive de la sierra fulana, o la caldera tal. y es muy cómodo roer el huesito para sacarle hasta la última gota de jugo. así nos evitamos buscar nuevas áreas de estudio y nuevos problemas.

HaB dijo...

Muchas veces el problema es que una persona piensa que no tiene mas que un afloramiento, cerro, etc, y que lo tiene que defender como "suyo".

Por otro lado, existe la posibilidad de repetición de estudios, p.ej. fechamientos, si varios trabajan sobre lo mismo. Esto no es malo por si, pero se puede considerar como desperdicio de recursos/esfuerzos, cuando hay tanto mas sin estudiar.

En fin, toda medalla tiene sus dos lados (y quizás deberia haber medallas cúbicas, dedocaedricas...)

Anónimo dijo...

Estamos de acuerdo que no deben de existir "zonas de exclusividad" para determinado investigador o grupo de investigadores. De hecho, algunas veces es deseable que exista mas de un investigador/grupo trabajando en una misma zona sobre todo si utilizan metodologías diferentes para estudiar un volcán o una falla o un acuífero, o lo que sea. Esto produce información complementaria...

Algo que acarrea conflicto con el "dueño de la sierrita" en circunstancias en las que existe un investigador/grupo que pretende incursionar en esa zona es que solemos restarle meritos, frecuentemente ni siquiera estamos enterados de qué hacen y no nos importa, porque "yo (o nosotros) lo voy (vamos) a hacer mejor".

Claro que hay gente tan obsesiva con "sus sierritas" que a veces resulta contraproducente establecer algún tipo de comunicación al respecto, porque no solo tiene que apurarse para que no lo madruguen con la publicación, sino que se reduce la cantidad de "huesito" para roer en un futuro, lo cual pone de muy mal humor...

Sin embargo, pienso que el problema fundamental del conflicto radica en los financiamientos pues, en vista de que los "petit comités" que deciden quien sí y quien no tienen dinero para sus proyectos no van a permitirse financiar a dos investigadores o grupos "para hacer lo mismo" o cosas "muy parecidas" en una misma zona. En este caso, pues ya se fregó la cosa si tu fuiste seleccionado porque te hiciste de un enemigo gratis de por vida...

JAAF

Anónimo dijo...

Buenas Tardes
Es interesante el tema "sobre la exclusividad de las zonas de estudio"
Como estudiante me he dado cuenta que es un tema recurrente y que muchos investigadores emplean.
Creo que cada investigación aportará nuevos datos, sin caer en lo repetitivo. Pero hay quienes son celosos y hacen saber con firmeza que estás en territorio privado.